Reflexiones: Cuando la Teoría de Darwin te asfixia

Si sólo tiene éxito el más listo, el más guapo…
¿Qué pasa con el menos listo, menos guapo…?
¡¡¿¿Y si no me adapto??!!!

¡¡¿¿Y si yo no me adapto??!!!

¡¿Morir?! ¿Estaré yo dentro de ese grupo?

Uno de los blogs que sigo desde hace tiempo y que recomiendo a todos es el de de Zumodeempleo.
Como su nombre da a entender, es un blog dirigido a todos aquellos en búsqueda activa de empleo que precisan orientación en su búsqueda. De hecho, su autora, María Luisa Moreno, ofrece servicios de orientación personalizados para la redacción de CV y la concreción de objetivos a precios muy interesantes.
En su momento lo leía atentamente y, aunque afortunadamente ahora no estoy en búsqueda activa de trabajo, todavía recibo con ganas cada una de las newsletters que llegan a mi email puesto que siempre saco algo de valor de ellas.
Casualmente, el otro día pude leer un nuevo post en el que trataba un tema que hacía tiempo tenía medio olvidado, pero que, al verlo, me hizo aflorar esos miedos que todo profesional que comienza tiene: el miedo a no tener el perfil adecuado para el éxito.
Todo surgió a raíz de un post de María Luisa llamado La estrategia clave de la gente con éxito que tú también puedes usar. En este post, María explicaba algo que ya sabemos todos, pero que siempre agradecemos que nos repitan: la importancia de esforzarse para conseguir nuestros sueños. 
Ante sus reflexiones llegó la respuesta de Mary.
Literalmente decía:
Siempre que termino de leer artículos como el tuyo, que por cierto me parecen muy positivos porque te animan y te enardecen “yo puedo” “yo valgo”…. pues me surge una duda(varias) no sé si filosófica o práctica. Si has de sobresalir para trabajar y por ende vivir (comer y esas cosas) ¿el que no sobresale por x motivos (menos listo, más apocado, ….) está destinado a no trabajar, no comer, no vivir….? . La respuesta podría ser “todos podemos con esfuerzo” y es cierto, para todo en esta vida hay que esforzarse. Pero me surje la segunda….Si todos pueden, todos sobresaldrán, y si todos sobresalen ….¿no estamos como al principio?. Entonces es el que llega el primero ? el más listo? el que más se esfuerza? ….?? A mí me parece que hay que ser positivos pero también realistas y muchas más veces de las que quisieramos , el primero, el más listo, el más esforzado….y muchos otros adjetivos no son los que lo logran, ya no el éxito, sino tan siquiera tener una vida mínimamente digna. Y es que las circunstancias son más del doble que personas pisan este el mundo y las generalidades pueden ser muy injustas.
Aprovecho para felicitarte por tu ilusionado trabajo que anima a tantos a continuar.
Un saludo.
Mary sacaba a relucir dos temores que todos, de manera más o menos consciente, llevamos dentro:
NÚMERO 1: si sólo tiene éxito el más listo, el más guapo… entonces, ¿qué pasa con el que es menos listo, menos guapo…? ¿Significa eso que este segundo grupo de personas no tendrán posibilidades de éxito en la vida?
Y nuestro temor: ¿estaré yo dentro de ese grupo?
NÚMERO 2: En segundo lugar indicaba algo muy lógico: si todos tenemos que ser los mejores, llegará un momento en el que todos seamos los mejores. De tal manera que, estaremos de vuelta en el punto de inicio.
Habremos luchado para nada, puesto que volveremos a encontrarnos en la misma situación del principio….
¡Sólo que peor, puesto que ahora tendremos que ser los mejores de entre los mejores!
kurt

Era el mejor, aunque le pasó factura

Realmente son dos cuestiones bastante complejas, pero que considero que tenerlas claras es clave para entender el funcionamiento de la sociedad. Y, lo más importante, de nuestro sitio en la sociedad.
Desafortunadamente, vivimos en un entorno que pide cada vez más y más y más de nosotros.
Sólo basta con poner la palabra “éxito” en Google para que aparezcan cientos de resultados con fórmulas milagrosas que, consumidas sin moderación, pueden llevar a más de uno a una espiral de locura y desesperación.
Tienes que ser el mejor, el mejor, EL MEJOR. Y no te molestes en olvidarlo, porque allá donde vayas te harán recordarlo.
Yo he sentido ese agobio y esa autopresión y puedo decir que es algo que no deseas ni a tu peor enemigo.  Tal es así que puedo asegurar que, desde mi experiencia, sólo el reflexionar sobre este asunto y encontrar una solución fue lo que supuso para mí ese punto de inflexión que me llevó del estancamiento a poder comenzar a avanzar.
Difícil decisión ¬¬

Difícil decisión ¬¬

Así que volvamos a las cuestiones de Mary:
Respecto a su cuestión número uno, considero que no deja de ser pura teoría Darwiniana, probada y universalmente aceptada. Por eso hay poco que debatir: la evolución natural afirma que sólo sobrevive el que mejor sabe adaptarse al medio. Y es cierto. No hay más tutía.
Respecto a la cuestión número dos, es evidente que, si todos queremos sobresalir, al final llegará un momento en el que estaremos en la misma situación de inicio.
Pero eso también es algo natural. Sin ir más lejos, piensa que hace 100 años quien sabía escribir correctamente era excepcionalmente valorado. 50 años más tarde, por fortuna la educación se generalizó: ya no destacaba quien sabía escribir, sino quien tenía estudios superiores.
A día de hoy, todos tenemos acceso a una carrera, por lo que está demostrado que ya no destaca el que más estudios tenga, sino el que mejor sepa utilizar los recursos disponibles…
Es decir, la sociedad evoluciona y, como tal, nuestras oportunidades y exigencias…. Es así.
analf
Teniendo esto claro, es decir, que hay cuestiones contra las cuales no podemos luchar, lo que hay que hacer fijarnos en nosotros mismos y en nuestra situación dentro de la sociedad.
Es decir, BUSCAR NUESTRO SITIO en esta carrera de locos.
Siempre he pensado que ser el mejor significaba llegar a ser director general de la empresa X.
O ser el que más dinero tiene, o el más inteligente, o el más listo, o el más guapo…
Yo, para bien o para mal, nunca seré capaz de llegar a ese nivel: nunca he sido ni seré la más inteligente, tampoco la más bella…
 Sin embargo, tras mucho reflexionar me he dado cuenta de que hay un pequeño área en el que sí soy “mejor” que otras personas. Y, cuando hablo de mejor, no me refiero a que las otras personas sean “peor”. Simplemente me refiero a que hay un área en el que, si me especializo, podré ser capaz de trasladar mi conocimiento a otras personas. Es decir, seré algo más sabia que el resto.
EINSTEIN

Ya lo decía Einstein: “Todo el mundo es un genio, pero si juzgas a un pez por su habilidad en subir un árbol, éste vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”

Lo cual no significa necesariamente que finalmente llegue a ser la SUPERMEJOR en esa área, ni la más reconocida, ni la más exitosa ni alabada.
Pero por lo menos sé que ahí está mi hueco y que, ahora sí, si me ESFUERZO, podré llegar hasta donde YO quiera (y no hasta donde la sociedad me presione o me diga).
Si te encuentras en una situación similar, lo que tienes que hacer es seguir reflexionando sobre tu situación, conocer tus fortalezas y debilidades y fijarte un OBJETIVO.
De verdad, quien se conoce a sí mismo tiene mucho terreno ganado y, quien tiene un objetivo, tiene un tesoro.
La sociedad no manda, MANDAS TÚ

La sociedad no manda, MANDAS TÚ

PD.-Si te has planteado esto alguna vez, seguro que te consuela saber que sólo el hecho de que lo hayas hecho indica que ya eres más sabio que muchos otros.
PD. todo esto no deja de ser teoría marketiniana: segmentación, poscionamiento, targeting..
Anuncios

Deja tu comentario. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s