Día 2 – “Alibaba” y los 40 ¿ladrones?

Vale, no es muy ético que la segunda entrada de mi blog busque poner a caldo a una empresa tan asentada en el mercado (según parece) como lo es Alibaba.

No obstante, no podía pasar sin dejar de relatar mi experiencia con el autodenominado

“Mercado online mayorista más grande del mundo ”, Alibaba.

No era comunicación, era un Diálogo de Besugos

No era comunicación, era un Diálogo de Besugos

Comienzo por el principio:

Hará algo menos de un año me di de alta en el portal.

En aquel momento no introduje ningún producto, pero durante ese tiempo estuve recibiendo correos casi diarios acerca de sus promociones, descuentos, ventajas, etc. Poco relevantes, pero que me sirvieron para conocer un poco más sobre sus servicios.

Fue hace un mes aproximadamente cuando finalmente decidí crear el perfil de uno de nuestros productos.

¡En buena hora!

Desde ese momento comencé a recibir uno o dos correos diarios que empecé a mandar directamente a la papelera de reciclaje. Fundamentalmente porque eran irrelevantes, repetitivos (de hecho muchos de ellos eran literalmente repetidos) y poco o nada informativos.

No llevaba ni una semana suscrita cuando ya empezó mi batalla para darme de baja de su mailing (la cual aún no he ganado, por cierto).

Siendo honesta, a su favor he de decir que me sorprendió mucho que una consultora comercial, Michelle, se pusiera directamente en contacto conmigo por teléfono desde China en un par de ocasiones. Aunque todavía no sé muy bien con qué resultado, porque más que asesorar, lo único que buscaba era venderme a toda costa su Golden Membership.

En cualquier caso, aprovechando su llamada decidí solicitarle una información que, a mí por lo menos, me resulta bastante básica y sencilla:

Simplemente le pedí que, por favor, me remitiera  un informe con estadísticas y perfil de los compradores que existen en Alibaba. Es decir, un listado de compradores por localización, sectores, etc.

Creo que es una información bastante simple y coherente, que cualquier responsable de Exportación debe solicitar, especialmente si estás interesado en un área y mercado muy concreto. Al menos en mi opinión…

No voy a contratar un servicio de búsqueda de clientes si no sé al 100% que voy a poder entrar en contacto con mis clientes objetivos.

Por ejemplo, si yo busco distribuidores de productos de piel con operaciones en el Reino Unido y me dicen que en Alibaba sólo el 0.05% de sus compradores cumplen con ese perfil, pues a lo mejor no me interesa contratarlo.

Pero si me dicen que la cifra de compradores que cumplen ese perfil es del 10% o el 20%, pues a lo mejor contrato el servicio de cabeza.

Volviendo a la conversación, como por teléfono me salía por peteneras (como ya he dicho, su empeño consistía en venderme el servicio Golden Membership a cualquier precio, utilizando discursos poco elaborados como el de que muchas empresas europeas habían conseguido muchos clientes gracias a Alibaba y que, como mi producto es muy bueno – todavía me pregunto si realmente sabe para qué sirve nuestro producto-, tendré muchos compradores también), decidí exponerle la pregunta en un email.

Como respuesta me llegó lo siguiente:

¡Un informe sobre las empresas europeas que habían conseguido clientes a través de Alibaba!

Lo mismo que le había indicado por teléfono que NO me interesaba, me lo mandó en respuesta a mi email. Me pareció un poco caradura, la verdad.

Especialmente porque ya por teléfono (una conversación de fácilmente 20 minutos) le había indicado que esa información me es de NULA utilidad.

Sinceramente, si mi sector es la piel, no sé muy bien de qué me sirve saber que 500 empresas españolas de gafas, por ejemplo, han encontrado a un comprador a través de Alibaba.

Como vi que existía una clara falta de entendimiento, finalmente decidí remitirles un email la semana pasada solicitándoles encarecidamente que me borraran de su base de datos y que dejaran de enviarme su spam.

Como respuesta, hoy Michelle ha vuelto a contactar conmigo. Después de una conversación de 10 minutos más digna de besugos que de personas civilizadas y tras haberle consultado de nuevo y de veinte maneras diferentes mi pregunta, de haberle hablado de nuestros mercados objetivos, de haberle indicado que para mí es de ninguna utilidad conocer qué empresas europeas han vendido a través de Alibabay, aún así, haberme dado cero soluciones, hoy coge y me pregunta: ¿pero puedo saber qué es lo que necesita? ¿Es que no me lo explica bien?

Le he pedido que, por favor, no me vuelvan a contactar más. O por lo menos no por el momento.

Esa ha sido mi experiencia con Alibaba. Espero que la vuestra haya sido mejor.

 

Anuncios

2 comentarios en “Día 2 – “Alibaba” y los 40 ¿ladrones?

  1. Pingback: Día 17 – ¡Cuidado, estafa! | Diario de Una Iniciada en Comercio Exterior

Deja tu comentario. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s